martes, 20 de diciembre de 2011

IV INVERNAL BTT ENCADENANDO JAVALAMBRE 2011. Crónica

Pasadas 48h las cosas se ven de distinta manera, he pasado de no querer volver nunca a un quizás, esto es preocupante, pero ahora no lo quiero pensar.

Llegada al refugio SeRra de Alfondeguilla (Castellón) el viernes por la tarde, por delante un fin de semana duro, pero sin saber hasta que punto, fisicamente no llegamos bién, estamos en Diciembre, y de cabeza pues más o menos, espero que el cuerpo tire de memoria, de los kilómetros acumulados en las piernas en su día.

En el refugio me recibe Tomás y me comenta que Toni va a realizar la ruta en el coche de apoyo, primera en la frente, bajo a dejar las mochilas y me encuentro con Raúl, me dice que Molly al final no viene que tiene un viaje de trabajo programado, segunda en la frente, mi idea era formar grupeta para realizar la ruta y me han abandonado!!! Eva ya sabía que tampoco venía, bueno, me queda Raúl que también era integrante de esta grupeta y la formaré con él y con el que quiera.

Cenamos todos juntos abundantemente y a dormir que a las 5:30 suena la campana, un poco de vinito para dormir bién, ahhhh y la mistela esa famosa.

Después de cenar
Casi que dormí mejor que en casa, toca prepararse que en una hora salimos, hay que vestirse y vestir la bici, desayunamos lo que nunca suelo desayunar, espero que el estómago no lo pague, bollos, bollos y bollos, no pasa nada, el día va a ser muy largo.


Preparo las mochilas, nos las llevan al final de ruta, ya que no dormimos en el mismo sitio, pongo las luces a la bici porque salimos de noche y la llegada previsiblemente sea de noche también, que aventura!!! Ya tenemos todo listo y nosotros, por decir algo, también estamos listos!!!


Encendemos GPS, cosa obligatoria, ya que el recorrido no está marcado, hay que guiarse por el GPS, con el track previamente cargado y proporcionado por la organización. Salimos y ale, joderr, yo que pensaba que la gente iba a ir de pachanga, los primeros a saco, que tiren que yo no me puedo meter en ese juego, salgo junto a Raúl y Mariano, pero nada mas salir del pueblo miro para atrás y veo que han parado, no quiero parar mucho que luego me cuesta empezar de nuevo, continúo, pensando que me van a pillar rápido, esto ya no se produjo...

Los primeros kilómetros son por carretera, de noche y subiendo un puerto, veo las luces rojas del grupo que llevo delante, me cebo pero se me van, veo que el track se desvía y me he pasado, me doy la vuelta y me encuentro con otro participante que me dice que iba bién, yo el track lo llevo desviado, al final me comenta que es una pista que va paralela pero que el lo mismo, yo voy de nuevas y él no, tendré que hacerle caso. Llegando arriba cogemos a los murcianos, le comento que tire que me lleva demasiado fuerte y queda mucho, que me quedo con ellos, cuando se vá los murcianos deciden hacer una parada (joderrr, no quiero parar), les digo que sigo despacio, otra vez me quedo sólo, que se le va a hacer pero al final es la mejor manera de poner mi ritmo y que no me saquen de punto..



Seguimos de noche, con luces, voy alucinado de como alumbran pero debo ahorrar batería por si las nececito por la noche, enciendo mi frontal y apago las del manillar, puedo seguir. Salimos de la carretera definitivamente, nos adentramos a saber dónde porque no se ve un pimiento pero si se oye, los cartuchazos de los cazadores, que bién, y cada vez mas cerca, primer acojonamiento del día, la cabeza ya empieza a pensar de todo y nada bueno, justo en el momento que escucho el escopetazo a escasos uhmmmm nada! 10 metros!! es de noche!!! que hago!!! apago la luz pero automáticamente la enciendo al ser la peor opción, a punto de ponerme a gritar, me detengo practicamente pero decido seguir, a unos metros me encuentro otro cazador en el lateral de la pista con la escopeta de metro y medio, como se le cruce un cable a éste no me encuentra nadie, le pregunto, me dice que no hay peligro, pues menos mal...

Me olvido del tema y continuo haciendo kilómetros, subiendo, bajando, nada asequible, se hace de día pero hace frío, el lugar del desayuno se acerca, me dijeron que sobre las 10, lo clavarón porque justo a esa hora estaba desayunando.


El siguiente punto de parada, dónde nos daban de comer, era en un pueblo llamado "Pina", a la bajada de las antenas, el puerto mas largo del día, 10km de subida, la verdad que me gustó bastante, prefiero subidas largas que un continuo rompepiernas, al que no le importe, que haga la TransCantal y luego me lo diga, pero una confusión me hizo pasarme el pueblo, sí, me pasé el punto dónde ibamos a comer, claro entre que el pueblo se llamaba "Pina de Montalbao" o algo así y que había llegado más rápido de lo que pensaba, pues creía que el pueblo estaba mas adelante y que tampoco ví ninguna bici en la puerta de un bar, o no la quise ver, el caso es que iba sin agua, mirando el horizonte por si veía algún tejado que me indicase que se trataba de un pueblo, iba con las reservas encendidas, viento en contra y a saber dónde, si "Pina" se encontraba más o menos en el km72 pues yo me presenté en el km88 si rastro de encontrar pueblo ni bar ni bocata ni agua...lo necesitaba y menos de rastro de civilización, claro. Menos mal que apareció un pueblo, yo creó que lo contruyeron para mí, "Albentosa" no se me va a olvidar, según estoy llenando agua en la fuente, bueno, le pedí por favor a un chaval que me hiciese el favor, suena mi teléfono, es Papero (colaborador), según veo su nombre ya me imagino lo que me va a decir, me lo he pasado!!!!

Subida a las antenas


"David!!!, dónde estas, no has parado a comer!!"
- Me lo he pasado, pensaba que estaba mas lejos y que había un pueblo llamado sólo "Pina"

Menos mal que estamos en España y lo primero que ponen en los pueblos es un Bar, me apreté un bocadillo de Jamón con Queso, no tenían otra cosa, que estaba de muerte, en el momento justo, para afrontar los últimos 35km con garantías. Llevaría ya unas 7 horas y quedaba la temida subida a la Mula que se lo escuché a más de uno. Pues me la encontré y a patita, vamos, las fuerzas van muy justas y es bastante duro y técnico, ni lo intento, se baja muy poquito y se afronta la última subida hacia Javalambre, me encuentro con Chema, se le ha estropeado el GPS y no puede seguir, ya sabe lo que tiene que hacer, no separarse de mí, va muerto de frío, tiritando pero aún así va mas fuerte, un par de veces le tengo que gritar porque se ha pasado el track, menos mal que me oía a pesar de la ventolera que hacía, me hubiese tocado sacar fuerzas de a saber dónde para cogerle...

Nos quedan 10 km escasos pero no se acaba nunca, venga a subir, llegamos a los 1800 metros de altura, -3ºC, se está haciendo de noche pero vamos a llegar de día, menos mal porque no me apetece experimentarlo, ya he tenido suficiente con lo que llevamos como para añadir un ingrediente más, estoy deseando llegar.

Finalmente llegamos a la carretera que sube a la estación de esquí, bajamos al Refugio de la estación y meta del primer día, 10horas nos ha costado llegar a nuestro destino, 3800 metros de desnivel y 122km, creo que nos hemos ganado comernos lo que sea.

La cena lo habitual, de primero pasta, de segundo pollo, de postre al sobre que mañana tocan otros 125km pero favorables, sí, eso es lo que yo pensaba.

Al levantarme el segundo día noto que la cabeza no la tengo en su sitio, tengo mal cuerpo, el estómago mal pero hay que seguir, salimos más tarde, de día, y para calentar subida hasta el pico de Javalambre a 2000metros de altura, dicen que hay niebla y que hace -5ºC, la verdad que hemos venido a esto asique porque nos va a sorprender, la subida es muy tendida excepto el principio, pero se sube bién, se pasa por las mismas pistas de esquí de la estación, no se ve nada y menos mal que no hay mucha nieve, este año los esquiadores de momento mal lo llevamos, hasta que después de unos 7km llegamos arriba

Qué calor!!!

Sólo hace -8ºC y con rachas de viento de 60km/h, yo voy a ponerme el gorrito que creo que me va a venir bién, porque ahora toca bajada y podemos pasar mucho frío, esto es lo que pensaba, porque aquí es dónde teniamos la emboscada. Cerca de 8 km subiendo/bajando, rondando continuamente los 1900metros, un frío del carajo, un aire de tirarme de la bici y tener que andar tramos, un pensamiento de que no le pase nada a la bici, a mí lo que sea y eso que llevo un mal cuerpo, medio ganas de vomitar, pero la bici que ni pinche ni se rompa la cadena ni el cambio ni nada, bufff, madre, esto no se acaba nunca, cuando empieza la bajada y empezamos a salir de la niebla la cosa se empieza a ver mejor, pero sólo ver, porque yo no puedo casi ni sujetar la bici y menos frenar, tengo las manos que mejor no mirarlas, bajada muy muy larga pero sin poder disfrutar, lo mínimo posible, hasta que llegamos a Manzanera dónde estaba el avituallamiento. El avituallamiento es en la calle a base de barritas,....nos vamos directos a un bar, entramos los cinco que ibamos y todos estabamos igual, yo no podía parar quieto, de un lado para otro, le preguntaba al camarero si tenían caldo, me iba, volvía, lo siento pero no podía, me quite los guantes y no recuerdo tener la peor sensación de mi vida, me fuí al baño a meterla en agua caliente y sólo tienen un grifo de pulsador, no creo que salga caliente, me salgo, voy a la barra de nuevo, creo que me hice 2 km dentro del bar, el camarero hasta nos dijo que estaba flipando ajjaja, yo también!!!! del frío que tenía!!! nos puso un choco caliente que lo usé de calentador de manos, que rico estaba, poco a poco fuí entrando en calor, que mal rato había pasado. Decidí tomarme un paracetamol por lo que podía pasar.

Todavía nos quedaban 88km, me quería teletransportar, pero no a Alfondeguilla, a mi casa!!! que pereza, todavía nos quedan 4 horas, no quiero pasar mas frío, menos mal que no está lloviendo, hacemos unos cuantos km hasta que llegamos a la Via Verde Minera, viento a favor, menos mal, se rueda muy cómodo y apenas sin esfuerzo, justo lo que necesitabamos, ibamos Raúl y yo, los murcianos se marcharon y a nosotros no nos apetecía calentarnos. El último tramo que nos quedaba era subir el puerto que subimos de noche el primer día pero por la otra vertiente y bajar al pueblo, cuando llegamos, no me lo creía, se había acabado la aventura, no quería volver como he dicho pero ahora ya no pienso lo mismo, que esto no quiere decir que SI que quiera volver, si no que lo tengo como un buen recuerdo.

Lo que hemos pasado....

Segundo día 125 km, 6 horas de pedaleo, 1000 y pico metros de desnivel.

11 comentarios:

  1. Joer David, la primera parte de la aventura para nosotros fue calcada a la tuya, pero unos km mas atras, que curioso, algo mas tarde y creoq ue algo mas fria, dura pero gratificante, yo creo que tengo la espina clavada del viaje de vuelta por culpa de mis rodillas, pero creo que esa espina no se va a hacer dura dentro de mi....
    un fuerte abrazo desde ibi

    ResponderEliminar
  2. Simplemente IMPRESIONANTE!!!! mi más sincera enhorabuena por terminar!!! vaya crónica, qué nivel de sufrimiento!! y ese frío!!!! uffffff me imagino que 48 h después estás muyy contento!! y por supuesto con ganas de repetir.
    Descansa mucho y disfruta!!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  3. Vicente Barbera BTTPATERNA21 de diciembre de 2011, 18:29

    Hola David soy Vicente el que te dijo que ibas bien en la carretera jejeje, ya veo que lo "pasaste mal", tenías que haberte venido conmigo hombre aunque yo si que paré las dos veces.Espero que ésta experiencia sirva para otras ocasiones sobre todo por el frio.
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por la cronica David. Sabia de sobra que podíamos contar contigo para esta aventura.

    ResponderEliminar
  5. David! Soy el Pechuga! :D (Andreu). Buena crónica! Ya verás...en 5 dias ya estás pensando a quien engañas para el año que viene sabiendo lo que és. :D Yo tengo a 3 o 4 amigos enfilaos...jajaja.

    La verdad es que coincido contigo en esa frase "que no le pase nada a la bici, a mí lo que sea". Lo hablé con Chema lo de "y si llegamos a pinchar en la cima con -11 y vientos de 40/50km/h", y la respuesta de los dos fue: "Yo bajo con la llanta, allí ni lo intento reparar". :D Ha sido divertido, aunque nos jugamos el tipo. jajaja. Por lo que veo tu eres también como yo, de ritmillo y no parar. En fin, a ver si nos vemos en la Invernal 2012! :D

    Un saludo!
    P.D: Apúntate ya a la Transpyr!!!! :D

    http://www.youtube.com/watch?v=TN_Nsg5ECb0

    ResponderEliminar
  6. @Club btt Villa de Ibi: mejor recuperar las rodillas y el año que viene ya sabes, aunque creo que no hace falta que diga nada...

    @Tania: ya sabes que puedes hacer el año que viene jeje, te lo recomiendo a pesar de las penurias

    @Vicente: ibas muy fuerte para mí, y sin saber lo que me quedaba prefería ir mas tranquilo, hice bién y aún así sufrí, el frío es el frío.

    @papero: ya te dije, en que hora os he conocido!!! jeejej

    @Andreu: pues sí, voy a tener que empezar a engañar a gente, a este paso Tomás va a tener que ampliar el refugio. Me estás poniendo los dientes muy largos con la Transpyr, sí el año pasado lo miré...buffff...voy a volver a mirarlo
    Abrazos para todos

    ResponderEliminar
  7. Hola David, Soy Eva, Enhorabuena! buena crónica, yo no hubiese sido capaz de aguantar todo eso, es realmente impresionante vuestra capacidad de sufrimientoy espíritu de superación. Espero que el año que viene pueda quitarme esta espinita que tengo clavada y que nos veamos alli, un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Eva, hubieses sido capaz porque para eso estamos todos, para animarnos unos a otros en los momentos de flaqueza.
    El año que viene te quitarás la espinita y yo volveré a estar en el lugar donde sufrí tanto.
    Un Abrazo y Feliz Navidad!!

    ResponderEliminar
  9. Vaya aventura. SOlo queda felicitarte y ya el año que viene, te saldra mejor. Lo pasasteis mal, pero de esto se aprende. Solo el terminar es una pasada.

    Felices fiestas.

    ResponderEliminar
  10. Esta me la tengo que leer tranquilo. Felices Fiestas y a ver si el año próximo coincidimos en alguna.

    ResponderEliminar
  11. Feliz Navidad David!!!,
    La verdad que uno se queda sin palabras después de leer una crónica así. Muchas felicidades, las fotos son impresionantes y parecen transmitir el frio. Ahora a recuperarse y a ver si de verdad nos organizamos para el triatlón del Alpe d’Huez, que tiene que ser bonito.
    De nuevo felicidades por tu crónica!!!!!

    ResponderEliminar