sábado, 23 de julio de 2011

Roth 2011.La crónica. SWIM

No había manera de dormir pero finalmente caemos, a las 4:00 suena el despertador, en 5 minutos escasos estoy bajando por el ascensor, silencio, pero al salir al hall del hotel donde está el comedor uno ya se da cuenta de dónde se encuentra, no había ni un hueco libre, todo el mundo desayunando pero no con pinta de hacer turismo en la zona.

Nos abren otro comedor dada la masificación, no parece que sean las 4:05 ya que sueño poco y hambre menos, tenemos la pizza atravesada pero hay que comer, cereales con yogurt, tostadas, fruta, lo de siempre para lo de siempre.

A menos cuarto en la puerta del hotel


todos con nuestra equipación de la A.D Samburiel y con nuestras bolsas de colores con las cosas preparadas para el gran día.

Una vez encontrado sitio para aparcar en uno de los múltiples aparcamientos preparados por la organización, nos dirigimos hacia la zona de la salida, parece que estamos en rebajas por la cantidad de gente que hay, pero uno no se entera de nada, idiomas poco.

La piel se va erizando cuando empieza a escuchar la música y al atravesar el puente viendo la zona de nado, la T1 y todo lo que mueve esto casi se me saltan las lágrimas, IMPRESIONANTE, no se me va a olvidar nunca esta imagen, cuando me pasen los vídeos intentaré subir alguno.


Entramos en la T1 para ver que la bici se encuentra en perfectas condiciones, y para dejar ahora sí todo preparado, la mariposa del estómago ha debido criar, esto es demasiado.

Llega la hora de la salida ELITE y la vemos como podemos a través de la gente y de las vallas que separan la transición, me meto en la zona de prensa pero rápidamente me echan, esto si que lo entiendo. Poco a poco se van dándo salidas, la nuestra es la penúltima, 1 hora 5 minutos mas tarde que la ELITE, pero bastante rápido pasa el tiempo, vamos que llega la hora, nos ponemos neopreno y cuando uno no se lo cree se encuentra en el agua apunto de iniciar lo que lleva esperando tantos meses, hace 1 año que nos apuntamos a la prueba.

SWIM

Me pongo en primera fila pero en la orilla, era la primera vez que iba a nadar 3800 metros con neopreno, tenía muchísimo "miedo" porque cuando he nadado 1900m salía reventado, los hombros se me cargaban mucho, por eso tenía mucho respeto a la distancia, no sabía como iban a responder mis hombros, este "miedo" se veía reflejado en piscina los últimos días porque me cansaba mucho y sin neopreno.

El camino hasta la primera boya lo hago a buen ritmo, mejor dicho, a mi ritmo de crucero en el que voy bastante cómodo, de vez en cuando busco pies pero me duran poco, la referencia es un puente, hasta la boya hay unos 1500m, se hace largo pero me encuentro cómodo, giramos bién y ahora a por el tramo largo, casi 2000m, pensamiento de madre mía lo que queda, pero sorprendentemente de hombros voy bién, que raro, yo creo que el estar mas fino hace que el neopreno me tire menos, es una conclusión mía, pero voy bién aunque ahora me desvio y voy casi por la orilla, el otro tramo lo hice por el centro.

Como siempre, cometo algún error, cuando coj**** aprenderé!, el miedo a que me entrase agua en las gafas hizo que me las apretase, pero no un puntito, unos cuantos, claro cuando llevaba 40min me empezó a doler la cabeza bastante, la única manera de solucionarlo era arrugar la frente, manda narices, tenía que ir nadando de vez en cuando con la frente arrugada, pero me aliviaba bastante, remedio casero ajja.

Llegamos al segundo giro y afrontamos hacia meta, se me ha hecho mas corto este tramo que el otro y era mas largo, no sé cuanto tiempo llevo ni lo quiero saber, por eso no me he puesto ni el crono, lo tengo dentro de la bolsa roja, bolsa RUN.

Cuando llegamos a la orilla para salir del agua, uno casi no puede ni ponerse de pie, como cuesta ponerse recto, menos mal que la organización tiene unos colaboradores que te ayudan a hacerlo sino todavía lo estoy intentando, salgo a la alfombra y dificilmente me puedo empezar a quitar el neopreno, enfilo mi pasillo donde se encuentra mi bolsa azul, bolsa BIKE, la engancho y hacia la carpa a cambiarme.

Saco lo de la bolsa, maillot y cullote ciclismo, no me hago 180km con un mono sin casi badana, hoy por hoy no, prefiero perder 5 minutos y cambiarme, me quito neopreno y no me he visto mas hinchado en mi vida, parezco un globo, me visto, meto todo lo de natación en la misma bolsa y se la entrego a un colaborador, salgo de la carpa, plátano y un poco de bebida, a por mi bici!!!!!!!!

Primer reto acabado, a por el segundo, ese era mi pensamiento.

1 comentario:

  1. Vamos, vamos... ya estamos esperando las siguientes crónicas de la bici y el correr. La verdad es que la natación al final es un trámite y pasa más rápido de lo que al principio parece.... ¡¡¡ pero da un perezón nadar casi 4km !!!. Tiene que ser impresionante el ambientazo de Roth....
    Lo dicho, ansiosos estamos por las otras crónicas.
    Saludos

    ResponderEliminar