jueves, 21 de julio de 2011

Roth 2011.La crónica. DÍA PREVIO

Sábado 9 de Julio.

Madrugamos ya que tenemos que hacer muchas cosas, desayuno buffet exquisito en el hotel aunque uno viene a comer lo habitual, tostadas, cereales con yogurt, fruta, nos nos salimos de nuestro hábito, no es dieta, es hábito jaaj.

Vamos a la feria del corredor que se encuentra en la T2, las transiciones están separadas, decir que tengo bastante sentido de la orientación, pero allí me he encontrado bastante perdido, mucho.

Recogemos el dorsal de la carrera


comprobamos el chip y contenido de la bolsa, me falta un dorsal, que suerte, me hacen uno manual, que finalmente no uso. En este tipo de carreras la organización es muy buena, bolsas de colores para los dintintos sectores, en cada bolsa se mete el material que a uno le de la gana, que quiera usar en dicho sector o que no vaya a usar, se queda en la bolsa y sin problema.

Todavía nos queda recoger nuestras bicicletas, contratamos el servicio de BulletBike, tranporte por carretera junto con una mochila donde yo personalmente llevaba todo el material, casco, zapatillas, neopreno...todo, lo veía mas seguro que facturarlo en avión.

Hoy es el día de check in de bicis en la T1 y entrega de la bolsa roja, la bolsa para el sector de carrera a pie. Probamos que las bicis estén en perfectas condiciones como así es y las dejamos en nuestro box


Decir que era dificil encontrar bicis mas modestas que las nuestras, menudo recital de cabras, pena no tener una, aunque siempre digo que no quiero una, prefiero tener una buena bici convencional que una cabra que usaré 4 días, pero este pensamiento me cambia a menudo, sobre todo cuando las veo, por lo que espero que para Lanzarote 2012 tener una.

Una vez dejamos todo preparado y tras volver a comer mal, otro bocadillo junto con un poco de pasta que me cedieron mis grandes compañeros de aventura justo con sus respectivas, gracias, nos dirigimos al hotel a descansar un poco, de descansar nada, en menos de 1 hora en la puerta que nos vamos a Nuremberg a hacer un poco de turismo, que más dá hacer un poco más de tiempo en la prueba, también hay que disfrutar.

Paseito por la zona peatonal de Nuremberg

nos pegamos una buena caminata, buscando un restaurante italiano que nos habían recomendado y que finalmente no encontramos, pero nos recomendaron otro que si encontramos, pizza de atún y champiñones que cayó, por cierto, bastante buena.

Llegamos al hotel a las 22:00, mañana nos vemos a las 4:00 en el desayuno, a intentar dormir.

2 comentarios:

  1. Qué no me quedan uñas esperando los siguientes capítulos!

    ENHORABUENA

    Carlos Suárez

    ResponderEliminar
  2. Espero tener mañana la próxima entrega jejej

    Gracias!!

    ResponderEliminar