martes, 3 de junio de 2014

QLegend Ultra Trail 2014

Me apunté al GTP como reto de este año y me puse a planificar el calendario, debía hacer alguna carrera larga antes de dicho reto pero no me cuadraba nada, siempre por el trabajo, lo máximo que había hecho eran carreras de 30km, bueno, hice Botamarges junto a SuperPaco pero hace ya 4 años creo recordar, son 65km.

De repente ví entre otras muchas la de Quixote Legend, carrera por etapas de 3 dias y un acumulado de 155km y mas de 8000+, menuda burrada, no voy a poder, pero realmente era la prueba que mas me llamaba, etapas lineales, zona de vivac para los participantes, cenas, desayunos y comidas incluido, y encima recorridos duros.
La experiencia me motivaba.

Allí me presente, 3 horitas y poco de viaje y cuando llego dolor de cabeza, bueno, no le doy importancia. Recogemos dorsal, petate donde tenemos que meter todo nuestro material que queremos que nos trasladen a meta y me voy a dejar las cosas en mi tienda.
Presentación y cena conjunta.
Cuando nos vamos a dormir, no aguantaba estar agachado preparando las cosas, un dolor de cabeza insoportable, me tenía que levantar para volver a agacharme, que raro...
Por la noche me despierto y directo al baño, vuelvo a la tienda y a los 5 minutos a vomitar corriendo, sudores, flojera, nooooooo, son las 2 y pico de la mañana y a las 7 nos tenemos que levantar, veía que se me esfumaba mi participación, me tomé una aspirina sin saber que tomarme y me quedé dormido, cuando me desperte estaba reventado pero mejor.
El desayuno no me sentó mal, me revolvió un poco pero nada mas, asique a la salida. Formó grupete con dos compis, hicimos juntos las etapas menos en la parte final.
La primera etapa, 47km 2400+, de aproximación, estamos en Alcaraz y estamos a las afueras de la Sierra, los primeros kms todos por pista ascendente y veo que voy bastante alto de pulso y sudando mucho, pero no le doy importancia, llegamos al primer avituallamiento después de un tramo de sendero y nos toca ascender al Pico Almenara, corto pero intenso, un vez en la cumbre un tramo de cresteo espectacular, bastante peligroso porque en un lateral tenemos caída libre y en el otro bastante pendiente con mucha piedra, sube y baja continuo durante un rato, bonito pero hay que ir muy atento, hasta que finalmente descendemos hasta una pista para volver a rodar. Vamos sumando kilómetros y el cuerpo se va desgastando, otra subida, otra bajada, me empieza a molestar el estómago, llevo rato con ganas de vomitar y lo que menos me apetece es comer y beber, mal cuerpo, claro, todo esto tiene un resultado, pulso alto y poca o nada alimentación e hidratación, petada asegurada. Llegamos al segundo avituallamiento y nos queda un ascenso bastante largo, aquí es dónde paso el peor momento de carrera, a mitad de subida no podía mas, iba haciendo eses y dar un paso me costaba una barbaridad, estaba ko, muerto o como se quiera llamar, mi salvación fue ver una ambulancia de la cruz roja en un cruce, directo que fui, preguntando que me podían dar para quitarme las ganas de vomitar, me senté, me tomaron la tensión, me oscultaron, al parecer todo estaba correcto, pues menos mal, porque estaba jodido jodido, aunque me dijo el médico que me tenía que pinchar, cosa que le dije si no había nada vía oral, sí, pero tarda mas en hacer efecto, total, no me tomé nada y me fui, a duras penas pude hacer cima, dónde me tuve que sentar y ya de paso ver el paisaje, si es que podía ver algo, me quedaban 7 km de descenso, pero es casi peor…
Me tocó levantarme, juntarme con un valenciano y que me llevase a meta, gracias! Lo recordaré siempre. Menudo triunfo fue llegar.


La segunda etapa, la etapa reina, 57’5km 3400+, impresionante, pasamos por el cañón del rio Tus y es que no os lo puedo contar, mejor verlo porque es precioso, un descenso por un sendero por todo el cañón, muy bonito, mereció la pena la subida desde el pueblo de salida, llevábamos ya 20km y después de la etapa de ayer los kilómetros pasan mucho mas rápido, llegamos al avituallamiento y ahora toca afrontar la subida del Pico Mentiras, 1000+ en 6 km, empieza a llover, chubasquero que no nos quitamos hasta meta, menos mal que no hace frio, cosa que arriba si lo hacía acompañado de niebla intensa, mas tarde nos enteramos que cortaron esta subida porque se puso a granizar, nosotros que si que pasamos, nos dimos cuenta del peligro que tenía, tuvimos también un cresteo peligroso y las condiciones lo hacían mas todavía. Al final de la etapa teníamos un subidón del que ya nos habían avisado, íbamos a tener que trepar, así fue, muy duro y llegué arriba medio mareado, sólo quedaba descender hasta Yeste.

La tercera etapa, 49km 2400+, la estrategia era como ayer, empezar muy suave y no intentar apretar ( tampoco se podía), sino mantener simplemente, trote y subidas andando para no desgastar nada, y la verdad que para mí fue el mejor día, muchas veces sensación de ir muy suave, pero es lo que hay que hacer me estoy dando cuenta, yo soy novato total en esto y pensaba que se iba a full, a full hasta que se explota y es muy rápido, nada, tranquilitos que el día es largo y no hay nada como llevar buenas sensaciones. En esta sierra hay tramos de todo tipo, bosques de helechos impresionantes, pero lo curioso de esta etapa es el segundo pico que tras un ascenso de varios kilómetros, se entra en una zona plana en altura desertica, mejor dicho lunar, ni un árbol y todo lleno de piedras, gris, impresionante, después de cruzar el plano, ascendemos el pico y desde arriba las vistas son la leche, como si hubiese un volcán, pero se hubiese quedado todo gris, descendemos, y otro plano por el otro lado pero algo distinto, tras un largo descenso pasamos por el nacimiento del rio Mundo, una pasada, que recuerdos. Aquí deseando llegar al segundo avituallamiento, sólo hay 2 por etapa, es semiautosuficiencia, vamos tostaditos pero sabiendo que sólo nos queda subir el Padroncillo que también nos han dicho que es durete, llegando al avituallamiento se ve un pico con unas antenas, que pereza subir hasta allí, venga que sólo nos quedan 10 km, comemos un poquito y para arriba, subida dura pero mejor de lo que pensaba, la parte alta igual que el pico anterior, un paisaje precioso de piedras, raro pero espectacular. Ahora volvíamos a tener otro cresteo, es medio bajada pero tienes que ir andando por lo peligroso que es, hasta que pasado un par de kilómetros salimos de esta zona y ya podemos empezar a correr, ahora ya es cuando echamos el resto y eso que ya no merecía la pena, sólo quedaban 5 kms y una lesión ahora tiraba al traste todo.
Llegamos a meta, muy contentos y lo mas importante, aprendiendo mucho de este mundo, el primer dia, con ganas de dejarlo, lo pasé muy mal, el segundo y el tercer día disfrutando muchísimo de la carrera, del recorrido, del sufrimiento.
Gracias a Ra Uls Murciego y a Pedro por acompañarme en esta aventura.
Recomiendo que conozcáis la prueba, chula chula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario